Tipos de cargadores para coches eléctricos

En el mercado se puede encontrar una gran variedad de marcas y tipos de cargadores para coches eléctricos, la oferta es tan amplia tanto en calidad como en precio.

Como bien sabemos, los cargadores para vehículos eléctricos son indispensables para el funcionamiento de nuestros coches y sin estos, obviamente no podrían funcionar.

En Europa y específicamente en España, se están dando pasos para que el hecho de cargar nuestro vehículo eléctrico no sea todo un problema. Se están haciendo esfuerzos por asegurar una recarga cuando el usuario lo requiera, sin restricciones.

Usualmente, pensamos que si alguien posee un coche eléctrico es porque en su casa o empresa tiene acceso a un punto de carga, ya sea en un garaje propio o comunitario.

Tipos de cargadores, sus ventajas y desventajas.

A continuación, queremos hablaremos de los diferentes tipos de cargadores de coches eléctricos que puedes encontrar, ya sea en el hogar o en un sitio público.

Cargadores portátiles para coches eléctricos

Cargadores portátiles para coches eléctricos

Este tipo de cargador prácticamente es para sacarnos de una emergencia, ya sea porque se nos está agotando la batería de nuestro coche eléctrico y no tenemos un punto de recarga cercano.

Es importante conocer, que estos cargadores son de baja potencia y que podría ser demorado cargar nuestro coche; normalmente, estos cargadores portátiles normalmente trabajan entre 8 y 16 amperios en sistemas monofásicos.

En algunas ocasiones, estos cargadores pueden llegar a los 32 amperios en modo trifásico, pero necesitan de un toma diferente para soportar la corriente.

Estos tomas, no son tan habitual como el Schuko; sin embargo, son una buena opción para cumplir con la función vital de darnos carga.

Cargadores domésticos para coches eléctricos

Cargador para coche eléctrico tipo domestico

Definitivamente, el punto ideal para recargar nuestro coche eléctrico es en casa. Se recomienda realizar la carga durante horas de la noche para no interferir con las demás actividades del día. De esta forma, la recarga se hará de forma lenta y constante sin necesidad de mover el coche.

Un dato a tener en cuenta, es que para recargar un vehículo de 0 hasta el 100% con la potencia que hay en casa; normalmente, se necesitaría al menos unas 10 horas (para coches con batería de 40 Kw).

Los cargadores que se instalan en un hogar, son también conocidos como Wallbox. En el mercado se pueden encontrar varias marcas, modelos y para todos los presupuestos.

Estos tipos de cargadores, nos ofrecen algunas características adicionales que nos harán más fácil la recarga de nuestro coche, algunas son:

  • Integración con app para manejo remoto desde un móvil
  • Comunicación y monitoreo constante
  • Personalización del dispositivo
  • Programación ajustada a las necesidades
  • Mayor control y seguridad en el uso.
  • Comodidad y facilidades de uso

Estos cargadores, son una excelente opción para cargar nuestro coche de manera segura, cómoda y ofrecen una buena relación costo beneficio.

Cargadores rápidos para coches eléctricos

Cargadores rápidos para coches eléctricos

Hay que tener en cuenta, que la velocidad de recarga y el tiempo que gastamos haciendo esta actividad es variable y subjetivo, dependiendo de cada persona.

Existen centros de carga rápida, que permiten cargar la batería de nuestro coche eléctrico al 80% en aproximadamente 30 minutos y obtener una autonomía aceptable en poco tiempo.

No obstante, es bueno aclarar que las recargas rápidas o ultra rápidas son mucho más costosas, menos confiables e inseguras.

Si bien la carga rápida es una buena opción, no es la beneficiosa, ni la más aconsejable. A continuación, te contamos algunos motivos de nuestra apreciación:

  1. La carga rápida no es para todos los coches eléctricos. Al ser compleja y costosa la implementación de la carga rápida, muchos fabricantes no posibilitan este método en sus vehículos.
  2. Las baterías de los vehículos eléctricos, se ven afectadas más fácilmente cuando se usan cargas rápidas. Sin embargo, todo depende de la calidad de la batería que cada vehículo tenga y la capacidad de gestión del sistema BMS.
  3. El costo de cargar en una electrolinera, es bastante alto en comparación con la carga que realizamos en nuestra casa.
  4. Los cargadores rápidos, convierten la corriente eléctrica en corriente continua con un proceso de rectificación y sufren pérdidas innatas al realizar este proceso; por ende, es menor eficiente que la carga directa en red eléctrica.

En conclusión, la carga rápida para nuestro coche eléctrico puede ser necesaria en ciertas circunstancias; sin embargo, no es la mejor para el vehículo, ni la más beneficiosa para el medio ambiente y mucho menos, para nuestro presupuesto.

Aconsejamos, utilizar siempre la carga doméstica como medio de recarga para nuestros coches eléctricos.

Deja un comentario